perder

¿A quién le gusta perder?

Este fin de semana estuve en un campeonato de fútbol de mis hijos, y me di cuenta que cuando un equipo iba perdiendo los ánimos de los papas iban cambiando, con el paso del tiempo su tono de voz subía, comenzaban a quejarse, y sobre todo a buscar un culpable.

Nos cuesta mucho perder, tendemos a asociarlo a que no somos suficiente, o que estamos mal, o que es para siempre … Nos cuesta ver lo que podemos corregir, que en algo podemos mejorar, reconocer que el otro es mejor “esta vez”, que puede que no estemos concentrados, que tal vez no dimos lo mejor.

La solución no está en “no perder” sino en “saber perder”, y esto no es resignarse, sino aceptar la perdida, es decir aceptar que así fue y no podemos cambiarlo. “Saber perder” es ser conscientes de la forma en que respondemos a la perdida, no es evitarla o evadirla, sino mirarla de frente y decidir qué hacer con lo que paso. Es permitirnos sentirnos tristes, decepcionados, frustrados, o molestos (o todas las anteriores y más), y luego, darnos la posibilidad de aprender de lo sucedido, que puedo mejorar, evitar, cambiar.

Para mi ganar era lo que me definía,  por lo tanto perder, significaba que yo no valía. Expresaba mi rabia contra los demás, pero realmente era conmigo la cosa. Hoy, sigo perdiendo, y sigo sintiendo rabia y tristeza, pero ya sé que no me define, sigo practicando cada día y aprendiendo de cada vez que pierdo.

AEE Perder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s