siendo

¿Quién estás SIENDO?

Es diferente “quien creo que soy” a “quien deseo ser” a “quien soy”.

Quién soy, no se compra, no se lee, no se interpreta.

Quien soy se aprende, se construye y se gana.

Para esto no sirve solo leer mucho sobre personalidades, comportamientos y hábitos. Si quieres ser un deportista de nada te sirve leer todo sobre atletismo, conocer todas las estrategias y herramientas para ser más veloz. Nada aportará tener el mejor vestuario, el más ligero y de mayor tecnología, ni serás más ágil por ver todas las películas de los más famosos atletas…

Solo serás un deportista cuando te pares, te atrevas, y te lances a andar.  Serás deportista cuando te caigas y te vuelvas a levantar, serás deportista cuando no quieras levantarte de la cama calientita en la madrugada y aun así lo hagas, serás deportista cuando estés dispuesto a escuchar a otros para que te guíen.

¿Por eso quien ERES hoy?

¿Qué estás haciendo para ser quien quieres ser?

que miedos estas afrontando

que riesgos estas tomando

que tanto te estás atreviendo

que sueños estas siguiendo

con que te estás comprometiendo

que hábitos estás soltando

que tanto estás perdonando

que limites estás poniendo

que tanto te estás abriendo

que tanto te escuchas

cuanto dejas de compararte

 

Hoy te invito a hacer lo necesario para SER quien quieres SER, ¿te atreves?

Ese es el mejor regalo para ti.

Ser tu con todo lo que trae, ser tu y no alguien más.

be yourself

Solo se tu mismo. Deja que la gente vea a la persona real, imperfecta, defectuosa, estrafalaria, extraña, bella y mágica que eres. Mandy Hale

democracia o dictadura

Creo que durante muchos años he vivido bajo una dictadura, donde solo una parte toma todas las decisiones y donde no hay posibilidad a elegir. En este proceso de aprendizaje y de conocerme, me he dado cuenta que ha sido mi mente, mi racionalidad la que me ha gobernado, y yo muy “juiciosa” he seguido las ordenes y he creído que eso es lo mejor para mí. Yo le he dado el poder, solo yo!

Darme cuenta de esto no es algo nuevo, y romper con una dictadura no es cosa de un día, sino que toma tiempo, primero  darme cuenta del poder que estaba entregando a mi propia mente, luego observar como entregaba ese poder, y por supuesto descubrir como eso me hacía sentir y de que me estaba perdiendo.

Este año he venido trabajando “la presencia”, como estar presente en lo que haga, como no ser “multitarea” y tener mil cosas por hacer y por pensar. He estado practicando simplemente estar. En ese estar más presente, me he dado cuenta de lo mucho que dice mi mente, pero está bien que diga mucho, el problema está en lo mucho que le creo, plop!

Por eso he comenzado un golpe de estado contra la dictadura que tiene mi mente sobre mí, no es en contra de mi mente, sino que busco que no siga teniendo el poder, sino que haya participación de todos y la posibilidad de elegir, es decir una democracia.

Y se preguntarán, ¿y si la mente no tiene el poder, entonces quién?

Para mí, esta pregunta tiene varias partes, porque la idea no es entregar el poder a uno solo, sino que varias partes mías puedan interactuar y convivir. Es importante la mente y su sabiduría, y a la vez también creo que es importante saber escuchar mi corazón, mi intuición, mis instintos, mis emociones, mi cuerpo y mi energía. Cada uno tiene su propio lenguaje, y por ahora yo he escuchado principalmente a mi mente, que se me olvidaron los otros lenguajes.

Por eso la importancia de la presencia, es estando presente que puedo escuchar más allá de la mente, y es entonces que puedo realmente tomar decisiones desde una democracia y no desde la dictadura.

Y tú, ¿vives en una democracia o en una dictadura?

mind heart soul

La mente piensa en todo lo que puedes perder. El corazón piensa en todo lo que puede dar, y el alma piensa en todo lo que eres. Neale Donald Walsch

chupo

Todos hemos oído hablar de los chupos. Y cuál es su función? Calmar a los bebes cuando lloran.

Yo personalmente no quise que mis hijos usaran chupo, a pesar de haberlo deseado muchas noches mientras su llanto parecía interminable. Ahora que soy tía, veo como una de mis sobrinas se tranquiliza fácilmente cuando lo usa. Ella lo pide cuando está cansada y cuando quiere dormir, y veo como sin llanto, toma el chupo y se queda dormidita. Además del chupo, veo que en ocasiones recurre a tomar su pelo entre los deditos y suavecito se consiente con él la carita.

Más allá de como dormimos a nuestros hijos, o que usamos para calmarlos, es como ahora de adultos logramos calmarnos a nosotros mismos, saber en qué momento nuestro cuerpo necesita descansar,  cuando vamos a entrar en pataleta  y que hacer para no llegar hasta ese punto.

Como adultos podemos encontrar diferentes formas, la más común es “cuenta hasta 10”, o tomar una siesta, o hacer algún deporte,  a mí me funciona comenzar el día meditando.

¿Cuál es tu chupo? ¿

Cómo haces para calmarte y centrarte cuando lo necesitas?

Si aún no tienes uno, encuéntralo por favor!

breath just

solo respira