contando historias

Nuestros pensamientos cuentan historias, y no nos damos cuenta pero todo es una historia, y les damos una interpretación que nos hace vivir esa historia. En ocasiones esas historias son tristes o alegres, nos mueven o nos detienen.

La primera vez que me pidieron que contará mi historia fue muy natural, era la historia que llevaba años contándome y contándole a otros. Además de natural para mí, era como si la supiera de memoria, y ya sabía cómo contarla para que causara el impacto que yo quería que tuviera en otros.

Luego me enseñaron a ver el impacto que esa historia tenía en mí:

  • En cómo me sentía después de contarla, con más o menos energía.
  • Si la historia me movía a hacer las cosas diferentes o a hacerlas iguales.
  • Si al contarla me empoderaba o por el contrario era un obstáculo o una disculpa más para no avanzar.
  • Si contaba lo que realmente pasaba o solo mi interpretación de lo que pasaba.
  • Y si la historia era la que definía el resto de la historia o era yo la que podía definir el desarrollo de la historia.

Al mirar todo esto me di cuenta que mi historia era triste, yo era una víctima de las situaciones y que no podía avanzar mucho más porque realmente no había mucho que pudiera hacer.

Así que hoy te invito a escribir tu historia, léela y si quieres un poco más de impacto pídele a alguien que la escuche para ti.

Luego siente la historia, escucha tu cuerpo, tu energía, tus emociones…

Ahora, ¿qué tal re interpretarla, reescribirla, cambiar el guion?

Puedes hacerte algunas preguntas:

  • ¿Cómo la puedo contar de manera diferente?
  • ¿Qué puede significar esto que estoy experimentando?
  • ¿Hay algo bueno que salga o que logre con esta historia?
  • ¿Qué puedo aprender o desaprender de ella para el futuro?
  • ¿Qué de la historia ya no me sirve y cumplió su objetivo?

La historia la puedes reescribir, donde tú seas el protagonista y el director, no se trata de inventar sucesos, solo de interpretarlos de una forma diferente, una forma que para ti tengan más sentido, te den más energía, y puedas así lograr lo que deseas.

reflection life

Tu vida es un reflejo de tus pensamientos. Si cambias tu forma de pensar puedes cambiar tu vida.

3 comentarios en “contando historias

  1. arnovoag dijo:

    Reblogueó esto en Munay – La Fuerza del Corazóny comentado:
    Creo con toda convicción en el poder de nuestras historias, de la narrativa que tenemos de cómo debe ser la vida y cómo deben ser las cosas. Creo, además, que aprender a revisar nuestras historias y a contar unas nuevas es de las habilidades que más beneficio pueden traer a nuestras vidas.

    Gracias Caro por compartir de manera tan práctica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s