contando historias

Nuestros pensamientos cuentan historias, y no nos damos cuenta pero todo es una historia, y les damos una interpretación que nos hace vivir esa historia. En ocasiones esas historias son tristes o alegres, nos mueven o nos detienen.

La primera vez que me pidieron que contará mi historia fue muy natural, era la historia que llevaba años contándome y contándole a otros. Además de natural para mí, era como si la supiera de memoria, y ya sabía cómo contarla para que causara el impacto que yo quería que tuviera en otros.

Luego me enseñaron a ver el impacto que esa historia tenía en mí:

  • En cómo me sentía después de contarla, con más o menos energía.
  • Si la historia me movía a hacer las cosas diferentes o a hacerlas iguales.
  • Si al contarla me empoderaba o por el contrario era un obstáculo o una disculpa más para no avanzar.
  • Si contaba lo que realmente pasaba o solo mi interpretación de lo que pasaba.
  • Y si la historia era la que definía el resto de la historia o era yo la que podía definir el desarrollo de la historia.

Al mirar todo esto me di cuenta que mi historia era triste, yo era una víctima de las situaciones y que no podía avanzar mucho más porque realmente no había mucho que pudiera hacer.

Así que hoy te invito a escribir tu historia, léela y si quieres un poco más de impacto pídele a alguien que la escuche para ti.

Luego siente la historia, escucha tu cuerpo, tu energía, tus emociones…

Ahora, ¿qué tal re interpretarla, reescribirla, cambiar el guion?

Puedes hacerte algunas preguntas:

  • ¿Cómo la puedo contar de manera diferente?
  • ¿Qué puede significar esto que estoy experimentando?
  • ¿Hay algo bueno que salga o que logre con esta historia?
  • ¿Qué puedo aprender o desaprender de ella para el futuro?
  • ¿Qué de la historia ya no me sirve y cumplió su objetivo?

La historia la puedes reescribir, donde tú seas el protagonista y el director, no se trata de inventar sucesos, solo de interpretarlos de una forma diferente, una forma que para ti tengan más sentido, te den más energía, y puedas así lograr lo que deseas.

reflection life

Tu vida es un reflejo de tus pensamientos. Si cambias tu forma de pensar puedes cambiar tu vida.

1, 2, 3 probando

Hoy es de esos días en que me levanté con la energía de atreverme, de no esperar a tenerlo listo (nunca lo estará), de no pretender que las cosas sean perfectas (nunca lo serán), de hacer algo que quiero hacer pero me incomoda un poco.

Hoy puedes continuar llenando tu mente de información, de más datos, de más teoría, sirve y es útil de vez en cuando, no todo el tiempo, es necesario pedir la opinión de otros (cuando tienen la autoridad para ello) pero no siempre.

O te propongo que hoy comiences a aplicar, a usar y a probar toda esa información en ti. A atreverte y dar el primer paso.

Yo medité esta mañana, fue increíble soltar todo lo que no me era útil, que estaba guardando en mí, llenar mi cuerpo de aire fresco y energía saludable. Eso fue lo que hoy me ayudo a dar ese primer paso…

¿Qué necesitas para dar ese primer paso y salir de la teoría a la práctica?

Al probar sabrás que te funciona y que no, que debes mantener y que cambiar… y para probar debes dar ese primer paso, debes equivocarte un poco y triunfar otro tanto, y así comenzar a andar.

1, 2, 3, probando…

failure loss

Un fracaso no es una pérdida. Es una ganancia. Tu aprendes. Tu cambias. Tu creces. Michael Barata

re-descubriendo

Cuando nació mi primer hijo, me di el permiso, para ver a través de sus ojos, a medida que crecía yo crecía con él, a medida que descubría yo descubría con él.  Recuerdo claramente una gota de agua sobre una hoja y el curioso observándola, mirándola, entendiéndola, disfrutándola.

 

Que gran aprendizaje el ver nuevamente el mundo, las cosas sencillas, las cosas comunes, las cosas que daba por sentado y las que deje de mirar hace mucho tiempo.

 

Ver nuevamente el mundo me dio un aire distinto, me permitió disfrutar con él. Todavía hoy ya 7 años después cuando me veo en el corre corre, en lo que debemos hacer, en el afán de lo que toca, paro y recuerdo el re-descubrir, el disfrutar y bueno tengo ayuda de mi segundo hijo para que no se me olvide!

 

Para y disfruta, observa lo que hay a tu alrededor, vuelve a nacer, has preguntas de niño “¿y por qué?”, “¿de dónde viene?”, “¿para qué sirve?”…

discover

Descúbrete a ti mismo