busca apoyo

Desde hace un tiempo decidí levantarme media hora más temprano para tener un tiempo solo para mí. Tener ese tiempo es una delicia, y principalmente medito, me ayuda  que mi día sea diferente, a que mis ideas sean más claras, a escuchar mi cuerpo, y a no estar “haciendo algo”. Claro no siempre es fácil y estos días de lluvia, donde es una delicia quedarse en la camita caliente, es más fácil encontrar disculpas para no hacerlo.

Esta semana con mis dos hijos enfermos, las noches han sido la locura, por eso el martes no tenía muchas ganas de levantarme a mi cita conmigo, a pesar de que se todos los beneficios que tiene para mí. Encontré la justificación en que no había tenido una buena noche, y apague el despertador.  Sin embargo, mi hijo de 3 años, llegó a mi cama y con su vocecita de niño me dice “¿mami, me acompañas a meditar?”, ahhh las disculpas se fueron al piso y con el corazón lleno de amor, me levante a meditar con él. Cuando llegue al cuarto ya había puesto la cobija, organizado el cojín y tenía lista la vela.

Él es quien me apoya y me anima a meditar muchas veces, yo no se lo pedí (solo tiene 3 años), y por eso lo agradezco más.

Hay tantas cosas que queremos hacer, hay sueños, metas, resultados que queremos se hagan realidad. Y me pasa que tiendo a querer hacerlo sola, pero realmente la mayoría de las veces necesitamos alguien que nos apoye.

Hoy te propongo pienses en eso que quieres lograr, y mires quien o que te puede apoyar.

surround

Rodéate de personas que: te presionen, te desafíen, te hagan reír, te hagan sentir mejor, te hagan feliz.

fortalezas vs. debilidades

Si me ponen a hacer una lista de mis debilidades y fortalezas creo que la primera será más larga que la segunda, en parte porque nos han educado a ver siempre lo que no funciona o está mal y de ahí corregir.  Te acuerdas del lápiz rojo que marcaba en el colegio todo lo que estaba mal?

 

¿Para ti cuáles son tus fortalezas y debilidades?

¿A cuál de las dos le dedicas más atención, tiempo y energía?

 

Te propongo que en vez de darle más dedicación a arreglar o eliminar las debilidades, enfoques tu energía a desarrollar tus fortalezas. Si claro, es bueno saber qué es lo que no funciona, pero que tal ser mejores en lo que ya es fortaleza.

 

Esto tiene que ver también con en que cosas quiero poner mi atención, si me enfoco en lo que no sirve, en lo que fallo, en lo que está mal, mi energía se va a al piso, si en cambio veo lo que funciona y lo mejoro aún más, mi energía ve progresos. No implica estar estáticos, implica seguir transformándonos y mejorando, con un enfoque en lo que somos fuertes y de ahí lo que somos débiles también va mejorando.

 

¿A qué le quieres poner tu energía a tus fortalezas o a tus debilidades?

strenghts develop

El exito se logra desarrollando nuestras fortalezas no eliminando nuestras debilidades. Marilyn vos Savant