En pareja con hijos

Despues de 10 años de casada, miro hacia atrás y recuerdo lo que era estar en pareja y sin hijos. Hoy lo veo como algo lejano, algo que en ocasiones añoro, y recuerdo con ternura y alegria. Lo añoro porque el estar sin hijos permitía muchas cosas que hoy no logró o simplemente no quiero, permitía muchos espacios de pareja, de dos, y  espacios para mi, donde la protagonista era yo, la pareja, y por muchos años esto fue así.

Recuerdo como planeabamos viajes y los llevabamos a cabo, ya que viajar siempre me ha movido, el conocer lugares nuevos, con pesonas nuevas, culturas diferentes, formas que no se me ocurrian de hacer y ver la vida.

Recuerdo tener ganas de salir a comer, a pasear, a bailar, a lo que fuera y hacerlo sin mucho pensar, siguiendo mucho el instinto, la adrenalina y la energía que llevaramos puesta en ese momento. Recuerdo esos días de quedarnos en casa, en cama, sin bañarnos, sin pensar mucho,solo en que comer y que pelicula ver. Donde no había tiempo, y quedabamos suspendidos en estar, en ser y disfrutarlo plenamente.

Son tantas cosas que recuerdo, y que hoy ya no están y creo que por mucho tiempo no estarán.

Las recuerdo, y las añoro, sin embargo, hay tantas cosas que antes no estaban, que ni siquiera cruzaban mi mente, tantos momentos que miro y me sorprendo de haberlos logrado y son aquellos momentos que me mueven hoy, que me dan energía y me recuerdan lo importante de vivir el hoy y el ahora.

El estar en pareja con hijos, ha cambiado mis horarios tanto en el día como en la noche, ya que por algun motivo todas las noches alguno se levanta, o se pasa a la cama, y muy temprano en la mañana se levantan y quieren jugar!

Ha cambiado mis planes que ya giran en torno a los hijos a donde puedan estar, jugar, y disfrutar, ahora buscamos restaurantes con juegos, lugares con menú infantil, espacios con juegos infantiles, amigos que tengan niños para que entre ellos compartan.

Hasta mi forma de comer ha cambiado, desde buscar comida mas saludable y variada, ya no somos solos los dos preparando “cualquier cosita”, ahora como lo que ellos dejan y permito que me quiten del plato eso que les gusta y quieren mas, cosa que antes podia ser impensable sobre todo “el último pedacito”.

Ha cambiado mucho y lo disfruto como es, lo vivo como es!